La industria textil ha tomado conciencia sobre lo importante que es tomar medidas para paliar el máximo posible su impacto mediambiental. Estos esfuerzos tienen lugar en numerosos frentes, que van desde el control del uso de químicos usados en su proceso de fabricación, la reutilización de los residuos que se generan, la contaminación sonora, así como el uso de energías limpias en su transporte.

El usuario final agradece este esfuerzo y nuestros mismos clientes, las empresas fabricantes de calzado y marroquinería, son los mismos que apuestan en la mayoría de ocasiones por utilizar materiales ecológicos u orgánicos, pues son conscientes de que otorgarán a sus productos un valor final altamente positivo.

En este sentido viene a colación que hablemos hoy del consejo que la compañía Detox, dependiente de Greenpeace, dio a las empresas textiles para disminuir el uso de ciertos componentes químicos muy concretos sobre los que se conocía su perniciosidad contaminante.

Estos son: Alqueifenoles, ftalatos, retardantes de llama bromados y clorados, colorantes azoicos, compuestos orgánicos de estaño, perfluorados, clorobencenos, disolventes clorados, clorofenoles y parafinas cloradas de cadena corta.

En Comertex disponemos de una amplia gama de materiales ecológicos certificados con sus sellos de calidad correspondiente: GOTS, Global Recycled Standard, FSC, etc que ponemos a disposición de nuestros clientes en todo momento para que así, entre todos, podamos hacer un mundo más sostenible.

Fuente: https://sustainablebrandsmadrid.com/blog/la-industria-textil-y-el-medio-ambiente/